¿Flexibles, puristas o simplemente … Agiles?

He estado pensando en escribir este post desde hace unas semanas cuando empecé una reflexión sobre que tan rígidos somos (o debemos ser) al intentar aplicar metodologías agiles, y todo empezó con este dialogo con un amigo que trabaja fuera de Perú:
Amigo: tudo bem?
Yo: tranqui…tratando de introducir Scrum por aqui…
Amigo: estas mismo scrum master? aca estamos en la iteracion 18
Yo: estoy mas bien haciendo coaching, explicando a la gente y tratando de armar nuestro tablerito
Amigo: revisa vxzs111.com ahora y vuelve en junio…. y me das los comentarios de los cambios q ves.
Yo: ok
Amigo: va a haber una nueva version del website
Yo: ese es tu cliente?
Amigo: oui
Yo: ook
y… usan planning poker para estimar?
Amigo: no idea….
hay jefes de proyecto en varios niveles….no se como hacen sus pronosticos del tiempo.
Yo: pero … hacen retrospectivas?

Amigo: no tengo vision global

Yo: me refiero, retrospectivas a nivel de equipo
Amigo: t refieres a feedback?
Yo: luego de cada sprint el equipo se reúne y dice como le ha ido y como se puede mejorar
Amigo: no hay psicología, siempre adelante.
lo q tu dices es la teoria
Yo: uhmm…. entonces no estan aplicando scrum
hacen daily meetings frente al tablero?
Amigo: bueno… antes habia tu mini reunion casi diaria,con tu tablero eetc etc luego se fueron espaciando, y espaciando. hasta todos los viernes
Yo: entonces dejaron de hacer scrum y estan aplicando algo iterativo
Amigo: pero en todo caso… todo desarrollo estaba en un solo lugar.
bueno, es un scrum flexible….o como lo quieras llamar, para un purista, no aplica
Yo: pero… alguna vez el equipo hizo retrospectiva? veamos… hay cosas en q si puedes ceder y cosas en que no…las reuniones y retrospectivas son mandatorias. claro q tambien es cierto q la regla de “nada interrumpe” al sprint a veces tiene que saberse gestionar si hay q corregir cosas de emergencia
Amigo: la negociacion de q se hace o q no se hace… eran del jp con el cliente, ahora… tu puedes indicar cuanto t puede tomar….y en base a eso el jp… trata de decir si va o no va… o si va, cuanto les va a costar.
Yo: veamos…. se negocia el orden del backlog y siempre hay repriorizaciones…
Amigo: para eso esta el jp
Yo: veamos… tu JP esta fungiendo de Scrum Master o Product Owner?
Amigo: hay un jp de desarrollo, hay otro jp, sobre el jp de desarrollo, y el cliente, tiene otros jp
Yo: de acuerdo… pero esos cargos como se mapean hacia los roles q plantea Scrum?
Amigo: desde el punto de desarrollo, el product owner es el jp de desarrollo, el prioriza en gral. q se hace…etc
el jp, del jp de desarrollo, seria el scrumMaster… mas politico, no tecnico.
Yo: ok
Amigo: y ademas hay una asistente de este ultimo, (que me parece jp en formacion)
Yo: y una vez q han definido el alcance del sprint… este permanece inamobible?
Amigo: todo depende del jp de desarrollo….el evalua en que casos se pueden hacer cambios
Yo: uhmm… los cambios deben hacerse al pasar de un sprint a otro, existen excepciones.. cuando hay q apagar un incendio….
Amigo: no hay nada q hacer…. q eres un purista

Purista…. esa es la palabra que se me quedo grabada, y me puse a pensar que si todo lo que le estaba “reclamando” a mi amigo era efectivamente purismo, o simplemente el querer establecer unos minimos respecto a como trabajar de manera agil.

Entonces tratemos de imaginar los contextos que pueden derivar a querer aplicar “Scrum” en un proyecto:

  1. Queda bien de cara al mercado decir que se usa
  2. Hay una necesidad de mejorar la manera de hacer software (problemas de tiempos, alcance, calidad o todo junto)
  3. Se escucho en alguna conferencia y se decidió ir por ello, o algún “guru” que paso por ahí lo recomendó
  4. Se desea mejorar la organización y se pensó que Scrum seria un buen componente dentro de ese proceso

No conozco mas detalles, pero si bien cualquiera de esas razones puede llevar a la situación planteada, solo las “pares” dan un punto de partida razonable, pero aun así son incompletas si no tienen como base el asumir la “filosofía” detrás del Manifiesto Agil, y se paso directamente a querer implementar la “metodologia” y luego a “adaptarla”.

Adaptar… interesante, valido y a la vez arriesgado, hace pocas semanas un JP me indicaba “uno no tiene porque amarrarse a una metodología, sino coger lo mejor de cada una y adaptarlo a la realidad de la organización”, lo cual tendría todo el sentido del mundo si detrás de ello hay un respeto a la filosofía base, respeto que llevaría a entender el porque los artefactos de Scrum son importantes: las reuniones diarias porque así se da prioridad a las personas e interacciones sobre los procesos y herramientas, el backlog como mecanismo que facilita la respuesta al cambio y la colaboración con el cliente. Es que claro, conceptos de “equipos autoorganizados” o “propiedad colectiva” del código son difíciles de aterrizar en ciertas jefaturas, pero el resto es tratar de llegar a ellos y emprender ese camino.

Como es evidente, poco de eso ha sido tomado en cuenta en esta implementación de Scrum, quedando solo las iteraciones, pero lo peor es que no ha sido asimilado por el Equipo, el cual puede llegar a ver todo lo demás como “purista”, y si, caer en el purismo a rajatabla es un riesgo, por lo cual hay cosas que se pueden ajustar en cierto punto como el mapeo de roles a algo mas cercano a la realidad organizacional,

Ahora bien, esto de querer ser ágil (o implementar Scrum, o ya puestos… Kanban) no es un destino al cual llegar rápidamente, sino un camino de largo plazo en el cual las tentaciones de salir están a la vuelta de la esquina, pero de nuevo… lo importante es asumir la filosofía que esta detrás, y sobre todo no hacer las cosas de golpe, aplicar “baby steps” como nos recuerda Hiroshi; que si, que no sera Scrum lo que se tenga en un primer momento, pero si queremos aplicar mejora continua e involucramos al equipo (no, no se puede ser ágil con una imposición vertical de tareas) en llegar a un objetivo (de nuevo, propiedad colectiva del código, escuchar y no imponer plazos, etc), se lograra la meta y ahí si se podrá presumir de Scrum y de agilismo.

Y de nuevo, el purismo tampoco es la respuesta, en ese sentido me gusta mucho el ejemplo que da Angel Medinilla en un escenario de Scrumban, si, una mezcla pragmatica de Scrum y Kanban pero que era necesaria debido a la realidad del equipo/proyecto (leerlo, es imprescindible) pero que gracias al equipo se logra sacar lo mejor de la situación para lidiar con un escenario en el que no era posible cumplir lo exigido por Scrum de “nada interrumpe el  Sprint”.

Entonces, queda claro que si bien la evolución hacia el agilismo involucra concesiones temporales, ese tradeoff no debe darse en nada que sacrifique el que el equipo “compre” la idea y abrace el cambio y entre eso están elementos claves como: daily meeting, retrospectivas, backlog visible…. lo cual lamentablemente no era el caso de mi amigo por mas que lo llamara “scrum flexible”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.