“Nuestro sistema no es compatible con DevOps”

Esto del enfoque DevOps y el que sepan de que uno es promotor de ello trae escenarios bien peculiares que me motivan a reflexiones que quiero compartir con ustedes….

Hace unas semanas conversaba con unos amigos y hacíamos referencia a que en el proyecto de uno de ellos los pases a producción terminaban en la madrugada, y la respuesta fue “es que nuestro sistema no es compatible con DevOps”, bueno… directamente solo le pude decir que DevOps no es solo eso, pero me derivo a pensar en la malinterpretación de mi amigo, las implicancias que esto trae y claro… caminos de solución.

Lo primero, como ya hemos conversado anteriormente, DevOps es un enfoque que procura la sinergia y colaboración entre las (usualmente divididas) áreas de Desarrollo e Infraestructura de cara a mejorar los flujos de entrega de valor a los usuarios finales, empero las ideas que se suelen asociar al concepto son las de Integración y Entrega Continua, Automatización, Infraestructura como Código, y ya en casos extremos con los ejemplos ultra difundidos (pero interesantes) de las empresas tecnológicas que sacan varias versiones de sus aplicaciones a producción… diariamente, y claro si al final uno termina pensando en DevOps=Despliegues superautomatizados, el corolario es creer (como mi amigo) que aplicar DevOps es imposible por culpa de las aplicaciones con las que se esta trabajando, olvidándonos de lo mas importante en DevOps: sinergia y colaboración, que como veremos es el punto de partida en la búsqueda de mejoras.

Regresando al caso que nos ocupa, pensemos en lo que involucra un despliegue de una aplicación corporativa de mediana a grande: compilación, parada del sistema actual, actualización de base de datos, ejecución de scripts en sistemas asociados, despliegue de compilados, validación progresiva de que los cambios están funcionando, etc… si, pasos complejos que deben realizarse con cuidado y que son la razón por la cual la fiesta dura hasta el amanecer con desayuno incluido; en ese contexto se puede pensar que para acelerar los despliegues se requieren cambios muy grandes, instalación (y adquisición) del software adecuado, capacitación de los equipos, consultores, y zas! pasamos al escenario de pensar en los recursos (financieros) para la implementación de una iniciativa DevOps que ponga en marcha lo necesario (*), siendo que aun con restricciones se pueden dar los pasos de Mejora Continua en los procesos de despliegue.

Reitero: colaboración y a lo cual debemos sumarle el compartir información, así que para el despliegue mencionado correspondería reunir a los involucrados en el proceso de las diversas áreas y basarnos en la técnica de Los cinco ¿Por qué? a fin de entender plenamente el flujo de despliegue, así que especulando mucho la cosa quedaría así:

  • “¿Por qué el pase a producción de XYZ tarda de 3 a 5 horas?”
  • “Es que necesitamos antes actualizar el subsistema conceptual VW y las bases de datos golosinarias OP” “El sistema de actualización estratosferico GH tarda media hora”
  • “¿Por qué el sistema GH tarda media hora?”
  • ….
  • “¿Por que los módulos florales DE no se actualizan como los módulos hidráulicos JK?”

Bueno, cada sistema es un mundo propio, pero el punto de este análisis es procurar que las áreas involucradas tengan un conocimiento cabal de lo que involucra cada etapa del despliegue, incluyendo las que no están bajo su directa visibilidad o responsabilidad, pues es lo que nos pasa como tecnologos nos enfocamos mucho en nuestra área y solemos pensar en el resto de los sistemas e infraestructura con los que interactuamos como si fueran una caja negra (**) lo cual limita nuestra capacidad de sugerir mejoras en el proceso de forma integral.

Como consecuencia de este análisis se pueden identificar de manera colaborativa los puntos de mejora que se pueden acelerar (ya sea mediante scripts o automatizaciones parciales), coordinaciones a simplificar, reducción de redundancias en el proceso, y establecer una prioridad de acciones de mejora a realizar de cara a los sucesivos pases a fin de reducir los tiempos, que si, no hemos logrado aun establecer los hermosos pipelines en los que con un clic logramos desplegar todo el repositorio de código fuente en los entornos, pero por lo menos ya se han dado los pasos para que cuando llegue el momento sea mas simple el orquestar todos los pasos apoyándonos en una herramienta de automatización de despliegues como VSTS/TFS o similares, pero en el camino habremos iniciado el proceso de reducir los tiempos de despliegue, mejorar su calidad y logrando incrementar la autoconfianza del equipo en su labor, pues quienes hemos tenido que hacer pases a mano sabemos la tensión extrema que hay hasta que no se esta seguro de que los cambios “ya están corriendo en producción”. Y.. ¿saben? aun cuando no se llegue a la super automatización, este proceso de colaboración también es DevOps.

Ahora que si me dicen que va a ser muy difícil (y no hablo de temas de disponibilidad de horarios) poner a los diversos involucrados frente a una misma pizarra y mas difícil aun que compartan su información, pues…. el problema es muchísimo mas serio que unos despliegues lentos, y toca trabajar bastante desde el punto de vista cultural, por lo que cualquier estrategia llamada “Iniciativa DevOps” o similar basada unicamente en la automatización y gestión del ciclo de releases/entregas solo estará automatizando ineficiencias de una raíz muy profunda.

Entonces podemos ver que si bien mejorar nuestros flujos de entrega de valor implican un esfuerzo y cursos de acción priorizados, es posible lograr mejoras importantes aun sin llegar (de momento) a la total automatización, la cosa es partir desde el principio, en mejorar la colaboración y el flujo de información entre las áreas involucradas.

(*) Lo cual no esta mal si dicha iniciativa no se queda solo en la automatización pura y dura sino que también (y sobre todo) es capaz de lograr los cambios culturales asociados al enfoque DevOps.

(**) Siempre comento lo productivas que fueron unas reuniones que el equipo de desarrollo tuvo con el jefe de infraestructura en un proyecto en el que participe, gracias a dicha reunión pudimos entender cabalmente cual era el trafico de paquetes entre las sedes de la organización, eso nos ayudo a hacer cambios en la configuración de la aplicación así como a sugerir ajustes en el sistema DNS y de ruteo de la red.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.