Lo peor de ambos mundos…..

El tener ciertos años en la consultoria me permite desde hace cierto tiempo hacer observaciones sobre el comportamiento organizacional de las empresas, aunque claro… eso esta muy visto y hay n libros dedicados a ello, pero de lo que poco se trata es sobre la interaccion de nosotros los consultores (en especial los tecnologicos) con dichas organizaciones y como afecta a nuestra carrera, asi que tratare de plasmar mis reflexiones sobre el tema.

Creo que la idea de un consultor como agente externo a la organizacion, es tratar de proveer un apoyo al cliente a la consecucion de sus objetivos, ya sea brindando sus puntos de vista sobre lo mejor disponible actualmente, o tan solo usando sus habilidades para lograr cumplir eficientemente las asignaciones encargadas por este, aprendiendo de cada etapa algo nuevo, y aun en los malos sitios pues se aprende que es lo que no se debe hacer y las consecuencias que eso implica, el ser “de fuera” hace que salten mas evidentemente ante nuestros ojos comportamientos inusuales, los cuales ya pasan desapercibidos ante los miembros del cliente debido a su convivencia dia a dia. Y como en todo te tocaran clientes buenos y malos, pero el hecho de ser consultor e ir rotando permite que uno no se aburra y por el contrario siempre vaya aprendiendo cosas nuevas para estar “al dia”, conocimientos y experiencia que se deben de aplicar al nuevo cliente que toque.

El caso opuesto es el del profesional que se desarrolla en lo que aca se conoce como “cliente final”, de hecho varios consultores quieren salir del proceso de cambio continuo y “sentar cabeza” en un cliente final, y cuando lo logran de veras estan contentos aun cuando a veces pueda significar una disminucion de sueldo, pero aumento de tranquilidad. En un entorno asi, el reto es adquirir un conocimiento organizacional muy profundo, tender a ser el quien exige a los proveedores y saber que es lo que se tiene que pedir (como se dice siempre: “el cliente no sabe lo que quiere”), y he visto profesionales muy competentes que no se quedan en el “asi no lo hacemos aqui” sino que es capaz de demostrar las razones de ciertas politicas debido a las caracteristicas propias de su organizacion, mas si se ha sido parte del proceso de creacion de dichas politicas. El “buen cliente” (que los hay) conoce el modelo de su negocio, no pierde de vista lo que pasa en el entorno tecnologico y el de su sector, y sabe lo que tiene que pedirle a sus proveedores.

Ambos modelos (o el tender hacia ellos cuando se deja de ser junior) son completamente validos y necesarios, el problema es cuando uno se situa en una situacion de “termino medio” en la que inevitablemente llega a estar en lo que denomino lo peor de ambos mundos, ocurre que siendo asignado a un cliente terminas estando 3… 5…7 años en ese mismo cliente, mas aun desarrollandote organizacionalmente dentro del cliente, reduciendo tus posibilidades de adaptacion a otros sectores o tecnologias, no confundir con lo que es explicitamente el outsorcing de ciertas actividades como la gestion de infraestructura, estamos hablando de cuando no perteneces al cliente final pero este es el que decide tu siguiente proyecto, tu promocion, tus responsabilidades….

Lo he visto en varios casos, amigos que siguen en el mismo cliente final desde antes que viajara a España, aceptando que el cliente les diga que ahora deben de trabajar para otro proveedor (aunque ahi ya rozamos con lo que seria el outsorcing propiamente dicho) y llegando a asumir posiciones de responsabilidad, pero eso si sin aun ser “del cliente”, otro amigo por sus capacidades ha sido bien considerado y promocionado por el cliente con lo cual pese a pedir su cambio a otro cliente ha terminado quedandose o regresando a ese cliente (aprovechando monetariamente en el interin).

Muchas veces es el dinero, la comodidad o la esperanza de que algun dia el cliente te fiche lo que condiciona tus decisiones, pero el efecto que se consigue es que paulatinamente la asimilacion al hacer de la empresa final ocasiona que se pierda la ventaja inherente al hecho de ser externo: poder ver las cosas con otra perspectiva y llegar con conocimiento de lo que pasa fuera, eso ya no lo tienes, lo evidente se deja de percibir y lo asumes, lo que se usa se acepta sin sentido critico ni vision de posible mejora, lo cual hasta cierto punto puede ser comprensible en niveles junior pero cuando eres un senior ya la cosa cambia, pues se supone que tu rol es ayudar con tus capacidades a que la empresa cliente alcance sus objetivos, pero si todas tus habilidades provienen de una compenetracion con el hacer de ellos, poca novedad y mejora se puede aportar.

Cierto, se me dira que en algunos sitios poco se puede hacer para cambiar su manera de actuar, pero lo que nunca se debe dejar de hacer es tener el sentido critico y tomar nota de ello pues el saberlo podra ser util a la hora de sugerir algo en el siguiente cliente, pero si es que no va a haber un siguiente cliente en perspectiva…. menudo lio en el que te has dejado meter.

2 comentarios en “Lo peor de ambos mundos…..

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


+ four = 10

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>