Mentores ¿dentro o fuera del proyecto?

La verdad es que no habia pensado en el tema, a pesar de tener una posición clara sobre ello, hasta que hoy en la mañana vi unos twitts que remitian a este twitt: “¿Debería ser el jefe de proyecto tu mentor? ¿Q figura es la q debería acompañarte en tu desarrollo profesional?”, lo cual me llevo a pensar en dos experiencias personales respecto a la figura del mentor…

Hace unos años di un cambio profesional, y con ello fue introducido a la figura de Career Manager, un profesional de rango mas avanzado en la organización, el cual debería ayudarte a identificar tus puntos de mejora para seguir avanzando, realizar la evaluación de desempeño (preguntándole a tus jefes, pues ojo a esto, el CM, salvo excepciones, no puede estar en el mismo proyecto que el supervisado), a la vez que proveerte de información de como se esta moviendo la organización, ademas de ser una figura informal de “abogado” en las relaciones con tus superiores.

Lógicamente que todo esto forma parte de un proceso mas o menos burocrático dentro de las organizaciones, pero que en el fondo tiene mucho sentido, pues gracias a mi primer CM pude aprender diversos detalles de la cultura de la organización, y conseguir apoyo para los planes de formación y sobre todo algo que siempre recordare, el como intercedió por mi cuando un responsable de proyecto quiso hacer una jugada con la imputación de horas.

Durante ese tiempo, también tuve ocasión de trabajar con colegas en las que su mentor era precisamente el Jefe de Proyecto, lo cual me intrigo haciéndome conversar informalmente con ellos a fin de saber que opinaban de la figura, sacando la conclusión de que si bien en este modelo el mentor, al ser tu jefe, tiene la información de “primera mano” sobre tu desempeño, no permite generar la suficiente confianza como para que haya una relación fluida en la que el mentorado pueda confiar totalmente sobre los problemas directos de la marcha del proyecto.

Tuve ocasión de comprobar eso directamente, pues al final se me designo sucesivamente como CM de dos programadores junior, así que ante el reto trate de ganarme la confianza de mi mentorado, explicándole lo que había visto en la organización, el enfoque de hacer las cosas y lo que se esperaba de nosotros, calculo que debí darle suficiente confianza, pues un día me llama prácticamente desesperado ¿qué había pasado? un analista se retiraba a otro modulo de su proyecto, dejandole a él parte de sus responsabilidades técnicas, lo cual le asustaba pues eran temas que solo había visto ligeramente, y claro, le asustaba decirle eso a su jefe de proyecto, por lo que luego de tranquilizarlo procedí llamar tanto al responsable de los CM como a su jefe para saber lo que había pasado, la cosa era sencilla, eran necesidades de negocio, estaban alerta de que era un reto, así que no habría tanta presión en un primer momento mientras se adecuara; así que con esa información me toco transmitirle un mensaje tranquilizador, lo cual funciono pues unos meses despues, cuando me toco proceder a la evaluación, me confeso que no era tan fiero el león como se lo pintaba.

Así que por esta experiencia directa, creo que un mentor o CM no debería (salvo coyunturas) ser directamente el jefe del mentorado, siempre queda un conjunto de cosas en la cual se necesita cierta confianza que tal vez no se pueda tener dentro del propio proyecto. Dicho esto, soy consciente de que cuando se avanza en la pirámide no hay tanto margen para asignar responsables que no sean los jefes directos, pero es algo que se debería procurar en la medida de lo posible.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.