¿Reactivos o proactivos con la nueva tecnología?

Cuando se trabaja desde la consultoría a empresas uno debe tener claro la actitud que se debe de tener ante la tecnología emergente y como reaccionar ante ella de cara a lo que se ofrecerá a nuestros clientes, es probable que si nuestro cliente es un banco y aun siguen anclados al COBOL no haya muchos incentivos para proponer cambios y nuevas tecnologías core según que áreas (*), pero si el rubro de clientes apunta a los mal llamados proyectos “llave en mano” o “time and materials” en que se espera colaboración el escenario puede ser muy diferente, y el modo de proceder tiene que ser acorde a el.

Un error demasiado frecuente es dejar que sean las necesidades inmediatas de nuestros clientes las que condicionen la adopción tecnológica en una consultoría, como consecuencia los fichajes se hacen basados en si el desarrollador tiene los skills de los proyectos que se están haciendo en este momento, lo cual permite ir dentro de la ruta segura… por un tiempo, aunque puede generar situaciones extremas en las que por querer atender a un “cliente importante” se realicen fichajes de emergencia, o un aprendizaje a marchas forzadas, sin garantía de que luego de que ese proyecto acabe habrá nuevo uso de esa tecnología, pero bueno… lo importante es que se consiguió llegar a ese cliente (**). Otra situación común es que ante un potencial proyecto nuevo se este preguntando al equipo existente “¿alguien sabe xxx?” lo cual denota una falta de mapeo sobre los skills del equipo, pero eso es otra cosa.

El caso opuesto se da cuando alguien se emociona por una tecnología que se vio en Internet, y no se vio la curva de adopción, por lo que uno puede terminar casi sin soporte en Internet pues eres uno de los pocos que usa la tecnología, paso con lenguajes e IDEs en los 90s y ahora pasa con frameworks de JavaScript.

Entonces ¿que hacer? La respuesta esta tal vez en el medio, pero de una manera proactiva, no dejar de mirar los avances tecnológicos, en lugar de estar pendientes de lo que usa el cliente, apuntar a lo que la tecnología actual y emergente puede hacer por solucionar sus problemas y sus necesidades de crecimiento, investigar y hacer pilotos aun antes de que haya clientes que pidan algo (eso evita que el requerimiento o el boom nos coja desprevenidos) y como decia Eduard no pretender dominar todo y por ende aspirar a todos los clientes.

Adicionalmente, una “ventaja” de no estar en USA es que hasta cierto punto se puede sacar partido del retraso en adopción tecnológica, pues da tiempo para ver por donde se están consolidando las tendencias y ser novedosos (con algo seguro) de cara a lo que se le puede ofrecer al cliente.

¿Que opinan? ¿Reactivos o proactivos?

(*) A pesar de tener el core en COBOL muchas organizaciones han desarrollado productos con nuevas tecnología que llaman a ese backend, así que por ahí pueden salir las innovaciones a proponer.

(**) si a veces se esta en esa tesitura es necesario dedicar buen tiempo al estudio de lo nuevo, y no pretender que todos los desarrollos son similares ni con igual riesgo.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.