Comparando el Sansa View y el iPod Nano

Nunca pensé que terminaría haciendo esta comparativa, pero al final los hechos dictan que termines sacando una lección de esto, así que aquí les cuento mis primeras experiencias con los reproductores MP3.

En noviembre previo a mi viaje a Lyon decidí ser autoindulgente y comprarme un MP3 a fin de no aburrirme en los viajes de metro y peor aun en las esperas de los aeropuertos, había tenido buenas referencias con respecto a la evolución de los reproductores Sansa de Sandisk, los cuales desde un primer momento incluían de serie una radio FM (*) asi como una grabadora incorporado, opte entonces por el modelo Sansa View 16 del cual como pega principal se leia de que no habían puesto unos audífonos de buena calidad siendo que con unos buenos la cosa cambiaba mucho, como hacía meses que me había comprado unos Sennheiser ese detalle paso a ser poco importante.

Elegido el juguete, tocaba decidir dónde comprar, luego de revisar tiendas locales opte por Pixmania, a fin de ahorrarme como 30 euros, por lo que hice el pedido respectivo el cual llego puntualmente y un sábado de noviembre ya estaba cargándolo, a partir de ahí toca detallar la experiencia de usuario:

Manejo: Como el sistema de la rueda que no gira esta patentado por Apple, los de Sandisk optaron por incluir una rueda que si gira, mediante la cual se accede de manera conveniente a toda la funcionalidad del aparato, solo con el inconveniente de que la función de radio esta en un submenú y no en un menú principal, y que dentro de esta solo se puede ir hacia adelante en la elección de emisora sin poder retroceder.

Apariencia: Si, plasticosa y con pantalla algo débil pero no por eso menos funcional y suficientemente clara.

Sonido: Excelente con mis Sennheiser, la verdad es que nunca desempaque los que me vinieron de serie, solo bajaba un poco la calidad cuando se escuchaba radio y esto lo atribuyo a problemas de sintonización.

Sincronización: A falta de un gestor propio (como el Itunes que veremos luego) soporta el trabajar con Windows Media Player 9, pero la guía recomienda su uso con la versión 10 o superior, por lo que temporalmente hice un upgrade a dicha versión (al cual di vuelta al reinstalar Windows XP), el principal problema con si se desea usar WMP 9 es que los MP3 se copian, pero sin la información ID3 por lo que están en el aparato sin una catalogación adecuada, con la nueva versión todo funciona bien salvo el detalle de que las caratulas de los álbumes a pesar de ser reconocidas e identificadas en el WMP 11 no siempre son subidas al aparato, pero la complicación mayor proviene de que a veces la sincronización no va del todo fina, interrumpiéndose a veces y de manera más grave si la lista de reproducción que se quiere sincronizar contiene muchos elementos, en ese caso no ha sido raro en que haya tenido que subir canciones de poco en poco.

Otros: No he probado la batería a full pero su rendimiento se veía razonable salvo cuando se usaba la memoria extra (8GB) que le compre, con todo la mayor incomodidad era que si apagaba el equipo durante la ejecución de una lista al prender el equipo nuevamente se perdía la posición en la que se encontraba la ejecución, mientras que si el equipo se apagaba automáticamente luego de una pausa si era posible recuperar la canción en ejecución, salvo que el tiempo transcurrido fuera mucho.

En resumen, iba satisfecho por el valor del dinero que había gastado siendo que acostumbrarme a su uso fue muy fácil, eso hasta la primera semana de Enero luego de la vuelta al trabajo en que empiezo a detectar de que el equipo no era detectado al ser conectado vía USB a ninguna maquina, ya sea que tuviera Vista o XP, luego de probar inútilmente y comprobar que errores similares habían ocurrido en modelos anteriores de Sansa el 8 de Enero decidi ir a Pixmania para hacer uso de la garantía, me dijeron que lo enviarían a Francia (su matriz esta allá) y que tardaría entre dos semanas y un mes.

Alrededor de un mes fui al local de Calle La Reina donde me dijeron que su status seguía en revisión y que esas cosas tardan así alrededor de un mes, dos semanas después al ir me dijeron que Sandisk Francia ya lo había reparado y que estaba pendiente de ser enviado a Pixmania Francia para su vuelta a España; en dichas visitas me percate de un detalle muy curioso, a pesar de que toda la funcionalidad de la web de Pixmania está en perfecto español, las aplicaciones de facturación y seguimiento que usan los empleados de su local en Madrid están totalmente en francés, lo cual no sería un problema si los empleados dominaran dicho lenguaje, pero por el esfuerzo que vi al interpretar algunos mensajes me dio la impresión de que no era totalmente así; ya mi impaciencia iba en aumento por lo que en la 3ra semana de marzo me dirijo a la tienda y me dicen que (a pesar a haber sido dicho de que ya estaba reparado) ya ha vencido el plazo que ellos tienen para la reparación por lo que se me devolvería el dinero mediante una hucha (alcancía) a fin de ser usado en la compra de otro producto (eso no incluía el dinero gastado en el envió originalmente).

Pues nada, a esperar que me procesaran el reembolso, me fui a Gijon y a la vuelta soy notificado de que la hucha ya está disponible, por lo que tocaba ver el uso que le daría, un MP3 claro está, por lo que una de mis primeras opciones era ver si aun podía comprarme algún otro Sansa, pero.. oh sorpresa! Cuando revise la web de Pixmania comprobé que solo había un modelo de Sansa disponible, la siguiente opción era alguno de los de Creative pero el que había disponible tenía un menú de acceso basado en botones, mismo que me hizo descartarlo inicialmente a la espera de algún otro, pero cuando comprobé que estaba disponible en tienda (o sea que no tenía que esperar a que me fuera enviado desde Francia) el iPod Nano 16 Gb, pues….. hice un acopio de valor (y algunos euros extra, pues mi hucha no alcanzaba) y me dirigí al local para hacer efectiva mi hucha siempre y cuando que hubiera el color plateado que buscaba.

Efectivamente había el modelo en tienda por lo que lo compre, llegando a mi casa comprobé un detalle, no se incluía un CD de instalación (ni siquiera un miniCD) sino un folleto con la URL donde bajarse el software respectivo asi como los manuales, eso para mi no es un problema, pero no veo ese detalle como una comodidad para el usuario, ya que si bien puedo entender que muchos fabricantes hayan reducido la documentación en papel al minimo, lo que no han cortado es el respectivo CD que la sustituye ni mucho menos dejar de dar drivers a sus usuarios. Es obvio que Steve Jobs asume un perfil de usuario y de ahí no saldrá, privilegios de tener una empresa disruptiva?.

Visto lo visto no me quedo mas remedio que instalar el famoso iTunes, el cual procedió a dar de alta y registrar el número de serie de mi flamante iPod, pidiéndose además de que me diera (opcionalmente, pero no por mucho tiempo) de alta en la tienda de iTunes, con lo que luego pude actualizar el firmware del aparato y proceder a trabajar con el.

Manejo: La rueda que no gira es una gran invento y es muy cómodo de usar, pero puede ser frustrante si necesitas desplazarte de la A a la Z en tu catalogo de música, siendo el uso aun mas intuitivo que el de Sansa, pero con todo tiene una terrible omisión y es el hecho de que no se puede borrar canciones desde dentro del iPod, siendo necesario borrar primero la canción desde tu catalogo local de iTunes y luego proceder a la sincronización, con lo cual tenemos un problema, que tal si no tienes cerca (caso de un viajero como sere yo) a la maquina donde tienes instalado el iTunes y deseas borrar canciones para hacer espacio y subir otras cosas? Es un problema de hace tiempo pero Apple hace oídos sordos ante las solicitudes de una funcionalidad tan sencilla como esta.

Apariencia: Más pequeño que el Sansa pero con una apariencia más robusta debido a su capa de metal (aluminio?), la forma ovalada de su corte transversal lo hace muy cómodo de agarrar.

Sonido: Muy bueno al igual que el del Sansa, solo que me parece que no permite alcanzar el volumen que se puede con el Sansa.

Sincronizacion: el iTunes tendrá varios problemas, pero al menos la sincronización funciona sin problemas en la mayoría de los casos, siempre y cuando tu catalogo local este bien ordenado, ¿Qué significa esto? Añadí una carpeta con canciones al catalogo, y luego una lista de reproducción que incluía (entre otros mas) los elementos de la carpeta en cuestión, el resultado de querer intentar esto fue el tener los elementos duplicados tanto en el catalogo como en el iPod (ahí fue cuando comprobé que no podía borrar canciones dentro del aparato), otro inconveniente se produce con respecto a las caratulas de los álbumes, gracias al WMP la mayoría de las canciones cuenta con su respectiva caratula (además de una completa información ID3) pero cuando agregaba un conjunto de canciones solo unas cuantas eran identificadas con su caratula, debiendo indicarle manualmente al iTunes de que procediera a efectuar dicha búsqueda (para lo cual no me quedo más remedio que registrarme en el iTunes store, situación que nunca me había pasado con el WMP) logrando obtener ciertos resultados pero no siempre, sin siquiera darme la opción de refinar la búsqueda y/o escoger entre múltiples opciones (como hace el WMP), por lo que al final tuve que seleccionar manualmente las caratulas de los álbumes buscando entre los diversos AlbumArt_{E4193FBE-xxxx.jpg archivos que tengo por ahí (lo cual ocasiona el efecto de incrustar la imagen dentro del archivo MP3).

Otros: El aparato a pesar de su mayor precio no dispone de ranura para añadir memoria adicional, ni radio ni grabadora, con la añadidura de que este modelo corresponde a la llamada “4ta generación” por lo que muchos accesorios (incluyendo la anhelada radio) existentes en el mercado no son compatibles con lo que tengo.

En conclusión, si bien el iPod Nano es un buen producto, contiene muchas limitaciones, siendo que al Sansa le sería mucho más sencillo superar las suyas propias (además de un mejor control de su interfaz USB) y tener un producto de veras rompedor frente a la maquinaria Apple.

(*) Aunque en determinado momento se vendieron reproductores sin radio, ya que la UE hace que se pague una tasa adicional por la inclusión de dicha funcionalidad.

2 thoughts on “Comparando el Sansa View y el iPod Nano

  1. Salud

    ¡A Apple le encantan esas limitaciones! El otro día asistí a la típica disputa entre un pro-apple y varios pro-otrascosas (y mi postura anti todos en este caso), y uno le sacaba en cara que ni el iPhone ni otros aparatos de Apple tenían ranura de tarjeta (pudiendo tenerla, además), a lo que el otro le contestaba que para qué las quería si ya le daban mucha memoria interna, así que siempre la misma explicación (como poder “ver” y “acceder”, por ejemplo, a fotos y canciones de otros sin necesidad de usar un PC, simplemente intercambiando las tarjetas), y erre que erre con la falta de necesidad (si nos ponemos exquisitos, un reproductor portátil de mp3 NUNCA es “necesario”). Las discusiones con lo del iPhone y sus características incomprensiblemente capadas son ya la bomba.

    El iTunes, por otro lado, siempre me ha parecido “inmanejable” (además de no estar para el SO que uso), y me parece horrorosa la propia autonomía por defecto de los reproductores de Apple (se subsanan cambiando el firmware, o cambiando configuraciones varias en nosecuantitos lugares -recuerdo estar ayudando, ya hace un tiempo largo, a alguien con el manejo de su cacharro y el programita en cuestión, malos recuerdos-).

    Por no decir ya del resto de prácticas que tiene Apple y su particular relación con los DRM y el gusto en meter información privada en los metadatos de los archivos comprados en su tienda (y otras políticas de abuso de su posición de mercado en la venta de música en línea).

    Lo de la radio para mí es imperdonable, la verdad :P.

    Hasta luego 😉

    PD: Pixmanía tiene la horrorosa costumbre de mentir más que hablar…
    PD2: ¿Soy al único que no le gusta que el aparato se sincronice con lo que tenga en local?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.